casanas.com.ar - María Elena Casañas
Cómo migrar

La migración a GNU-Linux es un "proceso", esto es, ha de hacerse en etapas, concediendo-le a cada una, y concediendo-se el usuario, todo el tiempo que necesiten ambos: la etapa y el usuario.

Migran las personas, no los programas.
Una migración compulsiva está destinada al fracaso.

En la primera parte, "A - Migrando al usuario", hablamos del protagonista de la migración: el usuario. En la segunda parte, "B - Migrando programas", veremos los muchos recursos para conocer, probar y evaluar aplicaciones y distribuciones. En "C - Capacitación" analizamos qué es lo que debe saber el usuario y cómo adquirir ese conocimiento.

Contenidos:

A. Migrando al usuario
B. Migrando programas
C. Capacitación
Como migrar - Migrando al usuario

Descargar el contenido en formato PDF (147Kb)

En la parte final del capítulo Falsos mitos, cuando hablamos de los "hypes", vimos que cuando el usuario migra a un sistema GNULinuz, encuentra algunas diferencias con lo ya conocido: las cosas no están siempre en el mismo sitio donde solían estar, hay que aprender un procedimiento diferente para instalar y desinstalar programas, es otra la estructura de archivos, etc.

Esto impone abandonar algunas de las útiles rutinas que agilizan nuestra tarea cotidiana para adquirir otras. Abordamos un proceso de cambio. Un proceso de cambio en el que nos comprometemos por propia decisión.

Es muy probable, entonces, que surja en nosotros una incómoda sensación de

temor / resistencia al cambio.

Temor y resistencia son dos caras de una misma moneda. Sentires que se manifestarán con mayor o menor intensidad según sea la personalidad del sujeto y según sea su percepción de la entidad del objeto. Que se expresará de distintas maneras: "no tengo tiempo", "me va a costar alcanzar el mismo nivel de destrezas que ya poseo", "me da pereza", "quién sabe si podré hacer bien mi trabajo de todos los días", etc., etc., etc.

Pues bien: si sabemos ya que esos sentimientos en algún grado se harán presentes, si conocemos que esa será la base de sustentación del molesto conflicto, entonces ya tenemos la mitad de su solución. La otra mitad la encontraremos examinando el objeto del cambio, la personalidad del sujeto agente del cambio y cómo se vinculan objeto y sujeto.

  1. Información. El cabal conocimiento del objeto a mutar -en nuestro caso el software con el que intentamos sustituir el que hasta ahora hemos estado utilizando a diario- es lo que nos permitirá desterrar los FUDs y los HYPEs para abordar el proceso de migración con sentido de realidad.
  2. Motivación. Lo aprendido sobre el software libre nos dejará saber si consideramos que hay razones lo suficientemente valiosas para realizar el esfuerzo de sustituir nuestro software. Esta valoración es del todo subjetiva, personalísima de cada usuario.
    "El interés es la medida de la acción". Esto lo dijo Rudolf von Ihering para otro contexto, pero vale también para éste.
  3. Autoconocimiento. Acudir a la propia experiencia y saber cuál fue la forma en que antes dimos respuesta a situaciones que nos impusieron cambios, nos permitirá diseñar el mejor modo de encarar el nuevo desafío.

Del primer aspecto -información- nos estamos ocupando a lo largo de este texto, tratando de aportar al principiante las nociones más elementales sobre el software libre. Veamos, entonces, los otros dos recursos, para con todos ellos lograr que temor y resistencia sean superados por una bien construida voluntad de cambio.

1. MOTIVACIÓN

Cuando usted cambia su auto, seguramente está muy motivado para hacerlo: la familia creció y un vehículo más amplio le brinda mayor confort; o un 0 km. de este año mantendrá actualizado el valor de su inversión; o ha mejorado de fortuna y ahora puede adquirir esa Bugatti Veyron que pobló sus sueños... Cada cual tendrá sus razones para abrir sus arcas y para lidiar con ese período de transición en que -usted lo sabe de antemano- cuando intente encender el aire acondicionado disparará el limpiaparabrisas o abrirá la tapa del baúl.

La palabra clave que alienta y sostiene el esfuerzo es: MOTIVACIÓN, esa convicción que nos anima a realizar algo con interés y diligencia, el sentimiento que motoriza toda acción humana.

Migrar a software libre no es diferente. Por tanto, es preciso que el usuario encuentre una o varias o muchas buenas razones que le impulsen a recorrer el puente que conduce del software privativo al software libre.

Podemos hablar de dos tipos de motivaciones. Uno es el de las que vamos a llamar "motivaciones individuales", aquéllas que responderían a la pregunta:

"Esto, a mí ¿me sirve?"

El otro es el de las razones que proponemos denominar "motivaciones altruístas" o "sociales" o "comunitarias", aquéllas que responderían a la pregunta:

"Esto ¿sirve a algo o a alguien más?"

Motivaciones Individuales

Este tema se entrelaza con el que tratamos en la Primera Parte, capítulo "Conceptos y atributos del SWL". Allí vimos una serie de virtudes del software libre que pueden satisfacer los intereses personales del usuario. Veámoslos.

  • Costo de licenciamiento (bajo o nulo), lo que posibilita adquirir rectamente los programas que precisamos, y mantenerlos actualizados;
  • Disponibilidad de aplicaciones para todo tipo de necesidades informáticas. Hay más probabilidades de que el usuario se encuentre ante la disyuntiva de tener que elegir una entre varias excelentes aplicaciones para el uso específico de su interés, que de que no encuentre ninguna;
  • Robustez, confiabilidad, seguridad (no más "pantallas azules"). Los programadores de software libre en un tiempo mayoritariamente dedicados al desarrollo de productos destinados a entornos corporativosprivilegiaron siempre la robustez y la seguridad, atributos que han seguido siendo prioritarios al abordar los programas destinados a equipos familiares o de pequeña oficina.
  • Permanencia del soporte técnico. Las versiones comerciales del software libre incluyen el servicio de soporte al cliente. Pero cuando aquí nos referimos a la "permanencia del soporte técnico", aludimos al soporte que a través de internet prestan foros y listas de correo. Una empresa puede desaparecer, o puede decidir la suspensión del soporte para todos o para algunos de sus productos. La comunidad del software libre siempre estará en la red.
  • Actualización. No sólo los profesionales al servicio de las empresas productoras de software libre sino también los miembros de la comunidad del software libre tanto expertos informáticos como usuarios no informáticosejercen una compulsa permanente sobre los programas en uso, generando su frecuente actualización y perfeccionamiento.
  • Aprovechamiento del hardware. La actualización del software no está condicionada a que el usuario actualice su hardware. Usted podrá tener al día su software mientras continúa usando su computadora actual por todo el tiempo que usted decida; y hasta podrá reciclar ese viejo equipo que ha conservado sólo porque es un sentimental;
  • Adecuación a las necesidades del usuario. En su equipo se instalarán sólo los programas que usted necesite utilizar, no los que le imponga un fabricante.

Este tipo de motivaciones son las que surgirán al evaluar los productos del software libre en cuanto herramientas para nuestros equipos informáticos, aptas para satisfacer las necesidades del usuario.

Pero hay otra categoría de razones para migrar a GNULinux que instamos a considerar. Son las que hemos denominado "motivaciones sociales", las que responderían a la pregunta: "Esto ¿le sirve a alguien más?"

El software libre es mucho más que un conjunto de buenos programas para computadoras. Lo que hoy constituye un verdadero "movimiento" nace por iniciativa de Richard M. Stallman como rechazo a las directivas que, a principios de la década del ’80, comenzaban a imponerse a los científicos informáticos desde ámbitos empresariales.
Nada mejor que estos párrafos del "Manifiesto GNU" redactado por Stallman para exponer la cuestión que entonces se planteaba. Para entender mejor algunos tramos del texto, tenga en cuenta el lector que Stallman (New York, 1953), ingresó al laboratorio de inteligencia artificial del MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets) a la edad de 18 años, permaneció allí poco más de una década, y renunció a su cargo cuando la cultura hacker que constituía la vida de Stallman empezó sucumbió bajo las presiones de la industria del software.

"Considero que la regla de oro me obliga a que si me gusta un programa lo deba compartir con otra gente a quien le guste. Los vendedores de software quieren dividir a los usuarios y conquistarlos, haciendo que cada usuario acuerde no compartir su software con otros. Yo me rehúso a romper mi solidaridad con otros usuarios de esta manera. No puedo en buena conciencia firmar un acuerdo de no revelación [nondisclosure agreement] o un acuerdo de licencia de software. Durante años trabajé dentro del Laboratorio de Inteligencia Artificial para impugnar estas tendencias y otras descortesías, pero al final ellos fueron demasiado lejos: no podía permanecer en una institución donde estas cosas se hicieran por mí en contra de mi voluntad.
De manera que para poder continuar usando computadoras sin deshonra, he decidido agrupar un cuerpo suficiente de software libre de tal manera que pueda proseguir sin software que no es libre. He renunciado al Laboratorio de Inteligencia Artificial para denegar a MIT cualquier excusa legal que me prohíba distribuir software GNU".

(Más información en el sitio http://www.gnu.org/home.es.html).

Stallman y los precursores que decidieron acompañarlo en su cruzada, percibieron de inmediato que aquellas imposiciones "comerciales", concretadas luego en esos acuerdos de licencia incluidos en cuanto software propietario hemos estado consumiendo los usuarios durante casi dos décadas, marcaban el inicio de lo que más tarde sería exhibido sin pudores como una abierta apropiación del conocimiento, de la cultura, de la vida misma, por parte de pocas y conocidas corporaciones transnacionales.

El software libre posee aptitud para contribuir a la batalla que hoy se libra en diversos frentes contra la "industrialización de la cultura y de la vida", batalla cuyas metas son la inclusión digital de todas las comunidades, la reafirmación de valores éticos, la cultura para todos.
El portentoso desarrollo del software libre, fruto del aporte silencioso de miles y miles de científicos, técnicos y expertos informáticos, deja como resultado no sólo programas de computadora. Deja una profunda enseñanza, y es que

El ser humano es capaz de encauzar su esencial
egoísmo
y de trabajar con entusiasmo en proyectos
colaborativos, generando resultados grandiosos.

Sumarse a la comunidad de usuarios de software libre es proveerse de programas de computadora de gran calidad, sin duda. Pero también es aportar nuestro granito que hace granero, nuestra gotita que hace mares, a esa lucha ya milenariaen pro de la igualdad de posibilidades para la humanidad toda.
En otras páginas de este sitio - "Proyecciones", "Lecturas", "Enlaces"- encontrará material y direcciones donde profundizar el tema.
Aquí sólo vamos a enunciar algunos de los aspectos en que la adopción del software libre proyecta sus efectos benéficos sobre la sociedad. Creemos que pueden ser consideraciones valiosas para usted a la hora de decidir su migración a GNULinux.

PROYECCIONES EN EDUCACIÓN - COMUNIDAD - INCLUSIÓN DIGITAL

  • Legalización de las instituciones educativas utilizando software legal;
  • Reducción de costos de licencias de software;
  • Reducción de costos en equipamientos, ya que se pueden utilizar equipos que están fuera de uso;
  • Disponibilidad de aplicaciones de investigación y educativas gratuitas;
  • Acceso a documentación, código fuente y material de estudio en línea;
  • Disponibilidad del software en múltiples idiomas;
  • Creación de nuevas mentes con un nuevo concepto de información;
  • Acceso a una comunidad receptiva que apoya la cooperación y la libertad.

PROYECCIONES EN EL ESTADO

  • Legalización del software existente en la administración pública;
  • Reducción de costos en licencias, equipamiento y mantenimiento, con derivación de excedentes a otras áreas de mayor necesidad (escuelas, bibliotecas con acceso a internet);
  • Seguridad nacional: no dependencia de una empresa que tenga acceso a archivos confidenciales;
  • Seguridad nacional: no dependencia de una licencia que puede expirar impidiendo el acceso a documentos y programas creados por y en las dependencias públicas.
  • Seguridad nacional: erradicación del código fuente oculto, apto para la introducción de virus, programas espías y "puertas traseras" en redes que contienen información sensible sobre operaciones críticas del Estado;
  • Creación de portales educativos y de servicios al ciudadano, financiados por el Estado e implementados a bajo costo utilizando tecnologías de software libre;
  • Creación de puestos laborales para técnicos, administradores y programadores experimentados.

ÉTICA: INDIVIDUAL Y SOCIAL

  • Respeto de las normas derivadas de licencias justas;
  • Erradicación del mensaje negativo a educandos y ciudadanos, emanado del uso de software no licenciado en instituciones educativas y en la Administración Pública;
  • Exaltación y puesta en práctica de valores sociales: colaborar, compartir, crear en comunidad;
  • Reconocimiento de la diversidad: traducción del software a idiomas "no rentables", ignorados por los productores de software propietario;
  • Reformulación de la normativa legal sobre derechos de autor, mediante nuevas formas de licenciamiento que resuelvan positivamente la tensión entre el interés social de tutelar a sus creadores, y el derecho del hombre a acceder a la información y a la cultura-
RECONOCIMIENTO Y AGRADECIMIENTO
Los tres subtítulos precedentes se han basado en los contenidos de la presentación visual para el curso "Introducción al Software Libre & GNU/Linux" dictado por Martin G. Gaido, con el auspicio de Linux Argentina,
www.linuxargentina.org.

LEGITIMACIÓN

Cuando hablamos de software "licenciado" o de software "legal", de lo que estamos hablando es de legitimación.
La imposición de migraciones periódicas a nuevas versiones como consecuencia de la "obsolescencia planificada"; las restricciones al uso de lo adquirido (gruesos agravios a los derechos del consumidor); el costo insensato de una licencia MS (verdadero abuso de posición dominante en el mercado), han sido determinantes para que se difundiera la instalación de copias no licenciadas de los productos Microsoft.

Esta práctica -el artículo 71 de la ley 11.723 la castiga con igual pena que la establecida por el artículo 172 del Código Penal para la estafa-, ha arraigado de tal modo que la sociedad parecería haber perdido conciencia de que el hecho configura un delito.

Si esto es grave en particulares, empresas, administración pública, muchísimo más lo es cuando el software no licenciado se utiliza en establecimientos educacionales. ¿Qué mensaje estamos enviando a nuestros educandos cuando delinquimos palabra dura, pero eso es lo que hacemosutilizando abiertamente copias ilegítimas? ¿Qué ideas de respeto a la ley, de conciencia social, de responsabilidad ciudadana, les estamos inculcando?

Estos niños y jóvenes de hoy son los que conducirán mañana los destinos de las naciones y de los organismos internacionales. Ellos merecen y el mundo necesita que se los forme de otro modo.

El software libre pone en nuestras manos el recurso para recuperar la observancia de las normas sociales y legales. El costo prohibitivo del software ya no sirve a excusar una conducta que no por repetida es menos ilícita. Mantenerse o apartarse de ella, hoy es una elección: las opciones existen.


Recomendación:
Inicie cambios en sus programas cuando tenga las razones que a sus propios ojos sean valiosas para realizar el esfuerzo de migrar. Con motivación

el éxito de su proceso de migración está asegurado.


2. AUTOCONOCIMIENTO

No hay un proceso de migración "modelo único". Cada proceso de migración es diferente, porque distintas son las personas que migran, porque cada persona se conduce de manera diferente ante una situación de cambio. Conocer nuestra propia actitud y aptitud en base a experiencias anteriores nos habilitará a planificar el proceso de modo que sea eficaz y adecuado a nuestra personalidad.

Usted deberá construir para sí mismo su proceso de migración "a medida".

Pero podemos ayudar sugiriéndole algunas preguntas con cuyas respuestas sabrá cómo planificar su migración personal. Allá vamos.

¿Tuvo ya experiencia en migraciones?

Hagamos un poco de historia:

Sistemas operativos de Microsoft para las PC:
D.O.S., Windows 3.1, Windows 95, Windows 98, Windows 98 SE, Windows 2000, Windows Millenium, Windows XP.

Suites de oficina:
Para D.O.S.: Work Perfect, WordStar, Word en varias versiones, de las que 5.0 fue mi favorita (procesadores de texto); Lotus 1.2.3, Symphony (planillas de cálculo); DBase (base de datos); News (antecesor de las presentaciones visuales, banners), Norton Commander, PCTools (manejadores de archivos);
Para Windows: Office 97, Office 2000, Office XP.

No todas estas versiones presentaron grandes diferencias. En este sentido, las transiciones más importantes fueron las de D.O.S. a Windows, y de Windows 98 a Windows XP.

Si usted ha experimentado ya algunas de estas migraciones, sabe que tuvo que aceptar un tiempo de adaptación, reconstruir herramientas personalizadas, incorporar otras rutinas que ayudaran a automatizar el propio desempeño en el uso de las nuevas aplicaciones.

Recordar esta experiencia le servirá para saber hoy cuál fue su sentir y su accionar en aquellos procesos de transición, y cómo supo resolver la natural resistencia a los cambios. Evalúese a sí mismo.

¿Cuál es su tiempo personal de adaptación a los cambios?

Esta pregunta está relacionada con la anterior, pero pone el acento en "los tiempos".

Su tiempo es personalísimo. Conocerlo le permitirá decidir, en primer lugar, cuáles y cuántos de los recursos de que hablaremos en "Como migrar > Migrando programas" son adecuados o necesarios para usted.
Tenga en claro que aquí no hay términos que se venzan: usted transitará por cada etapa del proceso de migración durante el tiempo que desee. ¿Su vecino migró en tres semanas? Bien. ¿Usted necesita tres meses? ¿O tres años? Bien también. Las transiciones de una a otra etapa del proceso deben fluir: cuando haya madurado una, usted deseará pasar a la siguiente. Ése será el momento de avanzar.

Hay circulando por el "mundo linux" quienes, completada su migración, se convierten en "fundamentalistas ortodoxos" que hostigan y hostilizan a los que -como ellos mismos antes- usan software propietario; que ‘’exigen’’ a cuanto usuario se les cruza migrar y quemar naves YA. Me recuerdan a los que dejaron de fumar y andan fastidiando todo el tiempo a los que fuman. No se deje influenciar por ellos.

Conocer su propio tiempo le servirá también para organizar "la mudanza" de sus archivos. Ellos son su material de trabajo y no tiene por qué alterar ni poner en riesgo el cumplimiento de sus compromisos profesionales en aras de enarbolar las banderas del software libre.

Los que compartimos los ideales del movimiento queremos más y más usuarios entusiastas, plenamente satisfechos de su decisión migratoria. Pero como migran las personas, no los programas, cada persona debe hacerlo de la manera que sea válida para sí.
Lo importante es la meta. Recorra el proceso de migración a su gusto, disfrutando cada nuevo descubrimiento que irá haciendo a medida que avance en el camino.

Respete sus propios tiempos y haga que los respeten los demás.

¿Cuán hábil es en el manejo del software actual?

Esto tiene que ver con su capacitación.
Si usted utiliza su PC como una máquina de escribir algo sofisticada, hay dos posibilidades:
una, que -como no intentará ir más allá del manejo del teclado y el mouse- le resulte facilísimo trabajar con programas que son apenas algo diferentes de los que ya conoce; otra, que le fastidie -o le atemorice- enfrentarse con programas algo diferentes de los que ya conoce. Vea la página Cómo migrar > Migrando programas e intente las primeras etapas del proceso de migración. Pruebe. Paso a paso. Apuesto a que cuando comience a disfrutar de las mejores herramientas que le ofrecen las aplicaciones del software libre, se animará a migrar.
Si usted, en cambio, tiene un buen manejo de su software, es uno de los habilidosos que llaman ""usuarios avanzados"", seguro que no se limitará al manejo de las aplicaciones sin problema alguno para usted: querrá indagar, instalar, desinstalar, hurgar en las entrañas del sistema. Excelente. Pero sea metódico, no se deje arrastrar por su entusiasmo y su curiosidad. Recuerde comenzar como simple usuario. No intente convertirse de la noche a la mañana en un administrador de sistemas GNULinux. Lo será si se lo propone, pero tenga en cuenta desde ahora que un técnico experto en GNULinux tiene que aprender algo más que pulsar el botón ""siguiente"".

¿Está bien informado de lo que deberá aportar durante el proceso de migración? Esfuerzo personal, costos económicos.

La decisión de migrar a GNU-Linux, tiene que ser una decisión informada. ¿Qué significa esto? Que antes de iniciar un camino es bueno verlo en un mapa. Así no habrá sorpresas inesperadas.

Si a la primera de esta serie de preguntas contestó afirmativamente, sabe ya que un cierto grado de esfuerzo personal es necesario para recorrer un proceso de migración. Es necesario su tiempo, su interés para conocer los nuevos programas, para examinar los LiveCDs, para capacitarse, al menos en los principios básicos necesarios para el mejor aprovechamiento de un sistema GNULinux.

Mencionamos los "costos económicos". Este punto quizás sea más relevante para las organizaciones, grandes o pequeñas, donde habrá que motivar y capacitar a un conjunto de personas. En el caso del usuario individual, el costo económico residirá en los servicios de un buen técnico experto en GNULinux que lo secunde en las diversas etapas del proceso; y en la capacitación, que puede encararse a través de cursos a distancia, de clases personales o de libros. Un usuario motivado encontrará que estos costos no son demasiado significativos, pero hay que saber que alguno existirá.

Esfuerzo personal. Tiempo. Costos económicos... La inversión en ellos le rendirá frutos en forma de satisfacción.

Finalmente ¿considera que de la migración derivarán beneficios, sean para sí mismo, para su empresa, o para su comunidad?

Aquí llegamos a la tradicional ecuación "costobeneficio". Sólo que aquí las palabras "costo" y "beneficio" no se circunscriben a su habitual contenido económico. De los costos hemos hablado en el ítem anterior. Los beneficios debe relacionarlos con lo dicho al hablar de las motivaciones, y con las respuestas que haya dado a aquellas dos preguntas: "Esto, a mí ¿me sirve?" y "Esto ¿ le sirve a alguien más?".

Tengo la convicción de que quien ha llegado a conocer y comprender el contenido práctico y la proyección social del software libre, estará ya dando el "SÍ" a todas estas preguntas.

Y si uno de ellos es usted…

¡¡ADELANTE CON SU MIGRACIÓN!!

Novedades
Creative Commons License
seis:veinte | producciones multimedia