casanas.com.ar - María Elena Casañas
Cómo migrar

La migración a GNU-Linux es un "proceso", esto es, ha de hacerse en etapas, concediendo-le a cada una, y concediendo-se el usuario, todo el tiempo que necesiten ambos: la etapa y el usuario.

Migran las personas, no los programas.
Una migración compulsiva está destinada al fracaso.

En la primera parte, "A - Migrando al usuario", hablamos del protagonista de la migración: el usuario. En la segunda parte, "B - Migrando programas", veremos los muchos recursos para conocer, probar y evaluar aplicaciones y distribuciones. En "C - Capacitación" analizamos qué es lo que debe saber el usuario y cómo adquirir ese conocimiento.

Contenidos:

A. Migrando al usuario
B. Migrando programas
C. Capacitación
Como migrar - Capacitación

Descargar el contenido en formato PDF (599Kb)


  Cuanto más se capacite el usuario en el conocimiento del sistema informático de que se sirve -hardware y software-, más y mejores serán sus posibilidades de obtener un óptimo rendimiento de tan extraordinaria herramienta.

Pero recuerde: usted es un usuario, no un experto GNU-Linux administrador de sistema. Esto no es instarle a que se conforme con aprender poco, sino -por el contrario- animarle a que aprenda mucho de todo lo que es bueno que sepa... como usuario.

Al hablar de " Capacitación", por un lado, delimitaremos claramente qué es lo que debe aprender un aspirante a usuario de SWL, lo que es imprescindible conocer; y, por otro, hablaremos de los muchos recursos de que dispondrá para adquirir los conocimientos que le habiliten el mejor uso de su sistema informático.

Contenido:


Lo que hay que aprender

Ariel Torres (o Eduardo Dahl, que con ambos nombres suscribe sus artículos) es el Jefe de Redacción del Suplemento Tecnología que el diario "La Nación", de Buenos Aires, Argentina, publica los días lunes y que ya en diciembre de 2005 alcanzó la edición N° 500. A fines de noviembre de ese mismo año, por su labor promotora de la industria tecnológica y su papel docente a través de notas instructivas sobre las distintas aplicaciones y equipos, el suplemento mereció el Premio Sadosky 2005 a la Inteligencia Argentina en la categoría "Medio de Comunicación no Especializado" instituido por CESSI, Cámara Argentina de Software y Servicios Informáticos.
Más información en http://www.cessi.org.ar/sadosky/.

En la edición de febrero 6 de 2006, nota titulada "La conveniencia de dejar algunas puertas cerradas", Ariel Torres habla de su gato, Ignacio. Un gato listo que aprendió a abrir esa molesta puerta que se interpone entre él y su sillón favorito. Salta, alcanza la manija con sus patitas delanteras, y tira de ella. Pero si su amo le arrima una silla para acercarlo a la manija y ahorrarle el salto, Ignacio ya no sabe cómo abrir la puerta.
Es que el gato no entiende cómo funciona una puerta; su habilidad es sólo un proceso mecánico. La menor alteración de la secuencia aprendida "cancela su programa" y no tiene manera de alcanzar su sillón.

Torres relaciona esto con la forma en se que nos ha propuesto a los usuarios aprender a usar la tecnología. Y dice:

"Sé que hay en el mundo digital conceptos y procedimientos realmente complejos. Nada que una persona normal no esté en condiciones de comprender, si se lo propone. Pero no hace falta manejar punteros de C para usar el PowerPoint , ni recordar de memoria la estructura de un paquete de datos para chatear con un pariente. De modo semejante, no es menester comprender el ciclo de Otto para conducir un auto.

  Nota de MEC:
"Punteros de C": "C" es un lenguaje de programación, base de los desarrollos Unix y de su descendencia. Los "punteros" son recursos de ese lenguaje.
"Ciclo de Otto": el que realiza el motor de cuatro tiempos de su auto.

"Pero nos fuimos al otro extremo y ahora se hace un culto del no saber, del no entender, del no pensar. Hay, aparte de los motivos obvios, razones prácticas para resistirse a esta actitud. Observe. En las casas viejas, las puertas internas suelen tener pasadores. Ignoro por qué. Mi mascota parece habilidosa, maneja su interfaz gato-puerta a la perfección. Pero basta que corra el pasador para que todo su logro se desmorone. "¿Cuántas veces nos hemos sentido así, gracias a la idea de que es mejor no entender nada de tecnología? Estamos para más que eso".

La nota de Ariel Torres describe con precisión el actual estado de cosas en cuanto al nivel más frecuente de capacitación informática: el usuario estándar se comporta -es inducido a comportarse- como un autómata. Clic aquí, clic allá, y su procesador de textos echa a andar. Clic aquí, clic allá, y guarda su archivo. Clic aquí, clic allá y el equipo se apaga. Suficiente. Lo demás es ciencia infusa reservada a "maestros iluminados".

¡¡Nada de eso!! Usted tiene en sus manos un equipo potente y valioso. No valioso por su costo, ni siquiera por sus virtudes técnicas, sino porque para usted, protagonista inteligente del cotidiano acaecer informático, es la herramienta imprescindible para materializar y dar forma a su labor profesional o a su creatividad artística o científica, o para guardar su música favorita, su álbum fotográfico familiar, y tantas otras cosas que le son caras. En una palabra: sus "datos".

Equipo y datos necesitan de sus cuidados. Y para ello, el usuario responsable debe conocer algo de tecnología informática, de la misma manera que aprendió lo mínimo acerca de cómo funciona su automóvil para poder cuidarlo y aprovecharlo. Así como usted entiende por qué debe cargar combustible, por qué debe medir el nivel de aceite, por qué debe cuidar que el radiador tenga agua, por qué debe cambiarle los filtros al carburador, igual debe entender por qué y cómo debe cuidar su equipo informático, y conocerlo bien para aprovechar su enorme funcionalidad.

Optar por adquirir un conocimiento que vaya más allá de saber qué ícono pulsar para ejecutar un programa o abrir un archivo, implica superar un par de vallas:

la primera, la natural inercia a quedarnos con lo que ya sabemos, medianía tranquila y sin sobresaltos, ''aurea mediocritas'': si me pude manejar hasta aquí con lo que sé… ¿para qué más? Como dice Ariel Torres, estamos para más que eso

la segunda, una cierta tendencia al "ocultismo" de quienes poseen el saber, que puede manifestarse tanto silenciando lo que debería ser puesto al alcance del usuario, como exponiéndole el conocimiento de una manera lo bastante tortuosa como para convencerlo de que la informática está más allá de su capacidad de comprensión. Esto es un agravio a la inteligencia del usuario.

De todo lo dicho podemos extraer estas conclusiones:

  1. 1.No hay nada en informática que usted no pueda comprender si se lo propone;
  2. 1.Cuanto más conozca usted de informática -de informática para el usuario, se entiende, no de informática a nivel profesional- mejor sabrá cuidar su equipo y mayor provecho obtendrá de él;
  3. Es bueno que usted se capacite;
  4. Es necesario que usted se capacite;
  5. SERÍA UNA PENA QUE USTED NO SE CAPACITE Y RENUNCIE A APROVECHAR AL MÁXIMO SU PC, ESA HERRAMIENTA PODEROSA, FORMIDABLE, QUE NOS LEGÓ EL SIGLO XX.

Establecidos estos principios generales, volvemos a nuestro software libre y nos preguntamos:

¿Qué tiene que saber el usuario?
¿Qué nivel de conocimiento debe alcanzar para un buen manejo de su sistema GNU-Linux?

A lo largo de su capacitación usted puede optar por distintos niveles de profundización. Si hablamos, por ejemplo, de estructura de directorios y distribución de archivos en GNU-Linux, usted podrá conformarse con saber que en el directorio "/home" está su subdirectorio personal y dentro de él sus archivos de usuario; pero quizás quiera averiguar qué está ocurriendo en los otros directorios, o "ramas", que cuelgan de esa "/" (slash, barra), el "tronco" de su sistema GNU-Linux. Esto le abre un sin fin de posibilidades.

Tenga en cuenta lo dicho al principio de esta sección:

Cuanto más se capacite el usuario en el conocimiento del sistema informático de que se sirve -hardware y software-, más y mejores serán sus posibilidades de obtener un óptimo rendimiento de tan extraordinaria herramienta.

Y tenga en cuenta que acotar qué es lo que debe aprender un usuario principiante de software libre,

no es instarle a que se conforme con aprender poco, sino -por el contrario- animarle a que aprenda mucho de todo lo que es bueno que sepa... como usuario.

Aquí vamos a mencionar sólo los conocimientos más elementales, aquéllos sin los cuales usted no debería ni tocar su teclado. Ojalá sirvan de estímulo a su curiosidad para ampliar cada día más su saber sobre ese gran universo que es GNU-Linux.

El primer paso: manejo de las aplicaciones

Ya lo dijimos al iniciar esta sección: usted es un usuario, no un administrador de sistemas GNU-Linux. En consecuencia, lo primero que querrá aprender es a manejar sus nuevas aplicaciones de software libre.

En la página Qué es el SWL - Falsos mitos hay pantallas comparativas de las aplicaciones más utilizadas por el usuario estándar (procesador de textos, planilla de cálculo, creador de presentaciones visuales). No hay diferencias apreciables. En sus nuevos programas tendrá que encontrar uno que otro ícono en una posición algo diferente a la que usted está habituado (podrá cambiarlo a la posición que más le guste), examinar los nuevos recursos que contengan, e incorporar algunos nuevos hábitos.
Si usted es un usuario curioso, ya sabe que observar con atención la pantalla de su monitor, desplegar y examinar el contenido de los menús, recurrir a la ayuda de cada aplicación, le aportarán bastante conocimiento y -a poco- se encontrará dominando el nuevo programa tal como dominaba el anterior.

El segundo paso: estructura de directorios y distribución de archivos en GNU-Linux

Aquí "segundo paso" no significa que el usuario deba concluir con el primero para intentar el segundo. Sólo alude a una cierta jerarquía en el orden de adquisición de los conocimientos durante el proceso de capacitación.

Al tiempo que usted avanza en el dominio de las aplicaciones, va a necesitar saber dónde guardar sus archivos y dónde encontrarlos después. Para ello debe conocer cómo está organizado un sistema GNU-Linux.

En Qué es el SWL - Falsos mitos, se hace referencia a que justamente la diferente estructura de directorios en GNU-Linux es algo que desorienta al usuario principiante. Si usted ha examinado ese capítulo, habrá visto las imágenes que muestran las diferencias entre la estructura de distribución de archivos de un sistema Windows y la estructura de distribución de archivos de un sistema GNU-Linux. Tal como allí dijimos, la única dificultad es que el "árbol GNU-Linux" es distinto al "árbol" de los sistemas Windows que nos es conocido.

El de GNU-Linux es un "árbol" de especie diferente: si hasta ahora usted conoció sólo el ombú, va a quedar perplejo ante un nogal; si hace por conocerlo, se descubrirá a poco disfrutando de sabrosas nueces. De igual modo, avanzar en el conocimiento de la estructura de directorios y distribución de archivos de GNU-Linux le dará acceso a herramientas de gran utilidad en el uso diario de su computadora.

El tercer paso: sistema de permisos

Los sistemas GNU-Linux han tenido siempre un altísimo grado de seguridad frente a las intrusiones, sean externas, sean las del propio ámbito donde funciona el equipo donde corre.

Uno de los recursos que utiliza para proteger los ficheros de los usuarios de la manipulación por parte de otros, es el conocido como "permisos de ficheros".

(Nota: en el lenguaje GNU-Linux "fichero" es un término genérico, que puede referirse tanto a un archivo como a un directorio).

Este mecanismo permite que archivos y directorios "pertenezcan" a un usuario en particular. Ejemplo: los ficheros creados por Pepe en su directorio /home/Pepe, son de propiedad de Pepe, y es él quien dispone quién accede y quién no accede a ellos, así como qué es lo que puede hacer quien esté habilitado para acceder: si puede sólo leerlo, si puede modificarlo escribiendo en él, o si puede ejecutarlo en el caso de tratarse de un programa.
Asimismo, un fichero o grupo de ficheros puede "pertenecer" a un grupo. Por ejemplo, cuando se da acceso a ciertos archivos al sector Finanzas de la empresa pero no al sector Ventas; o viceversa.

Expuesto así, puede parecer que el recurso es algo complicado. No lo es cuando se lo observa funcionando en la computadora, y es bueno que el usuario tenga alguna idea de cómo funciona esta gran herramienta de seguridad que le ofrece su sistema GNU-Linux. ¿Útil para empresas? Sin duda, pero también para su ámbito familiar. Quizás piense usted que en su computadora doméstica no guarda secretos a preservar, pero si guarda archivos vinculados a su actividad profesional o que simplemente le son queridos -fotos familiares, por ejemplo-, no va a estar de más protegerlos de alguna torpeza que pudiera cometer la saludable vocación investigadora del más pequeño de sus hijos.

Conocer y aplicar el sistema de permisos brindará protección a sus datos, y -además- le permitirá apreciar uno de los muchos y valiosos recursos que confiere a los sistemas libres su reconocida solidez y confiabilidad.

Los pasos siguientes: todos los que el usuario quiera

Los tres aspectos tratados en los apartados que anteceden son los que podemos considerar básicos, insoslayables.

A partir de ahí... el cosmos. El pragmático podrá manejarse bien con esos conocimientos. El curioso no encontrará límites a sus ansias de saber siempre un poco más.

Los recursos disponibles

Ahora veremos qué recursos hay disponibles para guiar al usuario principiante en su camino hacia el software libre, sin perder de vista lo dicho al principio: usted es un usuario, no un experto GNU-Linux administrador de sistema.

Es importante que al buscar recursos de capacitación no caigamos en textos destinados a principiantes, sí, pero a principiantes que desean capacitarse como expertos en operación, administración y seguridad GNU-Linux. Esto no debe confundir al usuario que, enfrentado a tales textos -peor si, además, han llegado a sus oídos esos rumores de que "Linux es difícil, sólo para expertos"- podría ser inducido al penoso error de creer que para usar su procesador de textos debe desentrañar enigmas tales como scripts, symbolic y hard links, iptables y otros esoterismos. Nada de eso. No se engañe, no se equivoque... y no se desanime.

Ya hemos visto que lo principal para el usuario principiante son las aplicaciones. También dijimos que el usuario curioso sabe que observar con atención la pantalla de su monitor, desplegar y examinar el contenido de los menús, recurrir a la ayuda de cada aplicación, le aportarán bastante conocimiento. Pero eso lleva quizás un tiempo que puede reducirse si contamos con un docente o un texto que nos sirva de guía.

Las clases presenciales, individuales o grupales, siempre nos posibilitan un acceso más ordenado y más rápido al conocimiento. Hay también cursos a distancia, pagos, de mayor o menos costo según ofrezcan tutoría o no.

En internet existen sitios que prestarán buen servicio al usuario principiante. Veremos, a continuación, algunos de ellos. Incluiremos también unos pocos recursos para el usuario de nivel medio, de modo que si usted se siente cómodo y desea hacerlo, pueda comenzar a incursionar en un conocimiento más avanzado de los sistemas GNU-Linux. Y al final haremos referencia a otros recursos fuera de internet.

No olvide que puede hacer sus prácticas con los LiveCDs, según vimos en Cómo migrar - Migrando programas.

A - Sitios en Internet

En los primero sitios que mencionaremos podremos hallar manuales referidos a las aplicaciones que el usuario estándar maneja con más frecuencia. Y luego iremos presentando los que ofrecen contenidos algo más avanzados.

Puede ocurrir que los cursos gratuitos sobre aplicaciones estén preparados para alguna versión anterior del producto de que se trate, pero eso no menoscaba la calidad de la ayuda que brindan. La adaptación de lo aprendido a una versión superior es sencilla.

Le proponemos que -en primer lugar- examine los tutoriales en nuestro sitio web, botón

Manuales ¡Upa!

- CiberAula (http://www.ciberaula.com/)

CiberAula imparte formación en tecnologías de Internet mediante e-learning. Allí encontrará cursos -que son pagos- sobre las aplicaciones que compone la suite OpenOffice.org. En la dirección http://www.ciberaula.com/metodologia/ expone su método de trabajo.
Se puede ver una demo de los cursos en http://www.ciberaula.com/demo.php, donde deberá previamente rellenar una ficha.

Hay descripciones de los contenidos de cada curso en:

OpenOffice Writer en http://www.ciberaula.com/curso/openofficewriter/
OpenOffice Calc en http://www.ciberaula.com/curso/openofficecalc/
OpenOffice Impress en http://www.ciberaula.com/curso/openofficeimpress/

Hay un curso denominado "GNU-Linux fácil". No es para usted todavía. En la página respectiva, http://www.ciberaula.com/curso/gnulinuxfacil/, dice bien claro quién el destinatario ha de tener cierta experiencia con computadoras. Si le interesa profundizar en su sistema operativo, tenga en cuenta este curso para cuando ya domine sus aplicaciones y se mueva con soltura dentro de su entorno.

- CiberAula – Linux (http://linux.ciberaula.com/)

Es el Área Temática de CiberAula orientada al Sistema Operativo Linux y todo lo referente al Software Libre: enlaces, noticias, artículos, manuales, guías. Navegue el sitio y no deje de leer los artículos

Comenzando el camino por GNU/Linux
http://linux.ciberaula.com/articulo/camino_linux_uno/
una interesante síntesis de lo que es software libre.

¿Te atreverías a pilotear un avión sin saber volar?
http://linux.ciberaula.com/articulo/linux_avion/
amena nota sobre la fea costumbre de no leer.

Breve análisis del Software
http://linux.ciberaula.com/articulo/breve_analisis_software_libre/
un documento acerca de las ventajas del software libre en un modelo de negocio adaptado a sus características.

- Mail x Mail (http://www.mailxmail.com/)

MailxMail.com es una iniciativa de "Open E-learning", consistente en ofrecer formación gratuita por Internet destinada al gran público. Allí encontrará lo que ellos denominan miniguías rápidas de inmersión acelerada en temas muy concretos. Estas miniguías o cursos no prevén tutorías ni certificación y son distribuidas mediante e-mails, cuya periodicidad de envío decide el propio usuario.

Los cursos de MailxMail están divididos en cuatro áreas, una de ellas dedicada a la Informática en la que se ofrecen, a noviembre de 2007, unos doscientos cincuenta minicursos.

Refieren a la temática de nuestro interés los siguientes:

Mozilla
http://www.mailxmail.com/curso/informatica/mozilla
Autor: Universidad de Navarra
Aplicación - Para nivel principiante

Pásate a Gimp
http://www.mailxmail.com/curso/informatica/gimp
Autor: Roxana Falasco
Aplicación - Para nivel principiante

Introducción a Linux
http://www.mailxmail.com/curso/informatica/linux
Autor: Mailxmail
Sistema operativo - Para nivel medio

Guía de comandos rápidos de Linux
http://www.mailxmail.com/curso/informatica/linux2
Autor: Elias Almendarez Frech
Uso de consola - Para nivel medio alto

La gradación de los niveles se refiere a usuarios estándar, no a usuarios avanzados.
Para acceder a los servicios de MailxMail tan sólo es necesario rellenar una ficha de registro y seleccionar un curso. En unos segundos pocos segundos el usuario recibe en su casilla de correo la primera lección del tema escogido.

- DiarioLinux (http://www.diariolinux.com/)

Para quienes quieran abordar el manejo avanzado de aplicaciones, en http://www.diariolinux.com/tiki-read_article.php?articleId=7051 hallarán un curso de programación de macros en OpenOffice.

- Foros

Los foros donde hacer consultas son un buen recurso para resolver dudas. Pero recuerde que los foristas suelen observar "reglas protocolares".
Aquí tiene un "Manual de Buenas Maneras Foriles", cuyas ideas he tomado de http://bulma.net/impresion.phtml?nIdNoticia=757 y retocado a mi gusto: le ayudará a evitar tropiezos involuntarios.

  • Busca el foro adecuado
    Una pregunta sobre cómo activar o configurar un cierto recurso de Writer, por ejemplo, no debe volcarse en un foro de desarrolladores Debian. No porque la pregunta sea demasiado básica para el nivel de sus miembros, sino porque es posible que no usen la aplicación y no sepan la respuesta.
  • Busca información por ti mismo
    Linux dispone de una amplia documentación que está ahí por algo, hay gente que ha perdido tiempo escribiendo todos esos manuales, trucos y COMOs o HOWTOs para facilitar la vida a la gente. Evidentemente no tienen todas las respuestas pero como mínimo sabrás de qué se habla y qué necesitas, punto indispensable para preguntar bien.
  • Sé concreto
    Cuando se hace una pregunta debes aportar el máximo de información relevante posible. Esto indica que ya has intentado encontrar la solución por ti mismo y facilita las respuestas a la gente que te pueda ayudar.
  • Pregunta de la forma adecuada
    ''Donde fueres haz lo que vieres''. Debes tener en cuenta que el sitio donde hagas la pregunta puede tener reglas propias de ''Netiquette'' (etiqueta en la net), por ejemplo, no escribir en mayúsculas, no usar formato HTML, saludar antes de preguntar, etc. Observa primero, y luego adécuate a la modalidad de ese foro.
  • Ten paciencia
    Puede que la persona que tenga la solución a tu problema tarde en llegar, no todo el mundo sabe de todos los temas y puede que quien sí lo sepa no tenga tiempo para contestar. Si perseveras (sin hacerte pesado/a) normalmente alguien acabará contestando a tu problema o duda.
  • Informa, agradece y comparte
    Cuando tengas la respuesta a tu pregunta, si la obtuviste del foro donde hiciste la consulta, agradece: alguien te ha regalado su tiempo, el único bien irrecuperable; si la obtuviste por otro lado, informa al foro y comparte la respuesta: le servirá a alguien más.

Otros recursos 'on line'

En http://www.starlinux.net/staticpages/index.php?page=20041123131200240 hay un interesante y muy útil artículo de Dardo A. Valdez, ''Breve guía de soporte gratuito en Linux'', en el que el autor recorre a vuelo de pájaro los diversos recursos que hay en internet para asistir a los usuarios de software libre.

B - Recursos fuera de Internet

- Revistas especializadas

Hay una buena oferta de revistas especializadas en software libre. Averigüe con usuarios más avanzados cuál elegir, sin perder de vista lo siguiente: esas revistas tienen como destinatario a todo el público interesado en software libre. Por eso suelen abarcar temas tales como desarrollo web, programación, seguridad, shell, etc. Asegúrese de que la publicación trae secciones dedicadas al principiante. Si las tiene, suscríbase.
Es posible que si no está acostumbrado a la leer sobre temas de la informática, en una primera etapa aún las secciones para novatos le resulten de lectura algo difícil. Persevere. Verá como poco a poco comienza a comprender con claridad las explicaciones y a enriquecer sus conocimientos.

- Encuentros en el LUG local

En Qué es el SWL - Falsos mitos hemos explicados que son los LUGs.

Conéctese con la gente del LUG de su ciudad. Averigüe si dan charlas para principiantes. Si las hay, asista a ellas. Comunique que es usted novato en software libre y pregunte, pregunte, pregunte... Trate de que sus preguntas sean sobre problemas concretos que se le hayan presentado mientras practica o trabaja con sus nuevas aplicaciones libres. Si tiene interés en clases presenciales, averigüe con la gente del LUG dónde o con quién puede tomarlas.
Y no se asuste si hablan "en difícil". Pida que "le traduzcan", que le expliquen. Si la charla es para novatos, el lenguaje del disertante debería ser acorde. Pero tenga en cuenta que si el disertante es un profesional de la informática es posible que de tan acostumbrado a su jerga técnica la use sin advertirlo. Sea indulgente con él... y pregunte, pregunte, pregunte.

- Seminarios, Jornadas

Cuando en su ciudad haya eventos sobre software libre, asista. Vea la programación. Estos encuentros, hasta hace pocos años dedicados casi con exclusividad a los profesionales de la informática, cada vez más incluyen módulos para todo público en los que los aspirantes a usuarios de software libre y los recién iniciados hallan rica fuente de conocimiento. Inscríbase y participe. Conocerá gente son sus mismas inquietudes. Y aprenderá mucho.

- Para finalizar:

¡CAPACÍTESE! ¡Y CAPACÍTESE! ¡Y CAPACÍTESE! ¡Y CAPACÍTESE!
Cuanto más se capacite el usuario en el conocimiento del sistema informático de que se sirve -hardware y software-, más y mejores serán sus posibilidades de obtener un óptimo rendimiento de tan extraordinaria herramienta.

Hemos llegado al final de este recorrido por los umbrales del "Universo GNU-Linux".

Si usted siente que ahora puede ingresar en él con paso firme, el propósito que inspiró la creación de este sitio ha sido logrado.

Tenga en cuenta que María Elena Casañas es sólo una usuaria que ha querido compartir con usted la experiencia recogida en el camino de la migración, y que -con la limitación de no ser una profesional de la informática- está siempre en disposición de ayudarle a salvar sus escollos de principiante en swl@casanas.com.ar o en el botón "Contacto" de www.casanas.com.ar.

Por último: si decide ingresar al software libre, sepa que usted también puede ser un valioso colaborador. Ayudando a otros, contándoles su propia experiencia, guiándolos en el camino, y transmitiéndoles el significado del software libre y el porqué de su enorme importancia y proyección social.

Mucho más allá de los programas de computadora.

¡Gracias por habernos acompañado !

Novedades
Creative Commons License
seis:veinte | producciones multimedia